Noticias - Iskratel
16. 9. 2019

Los fabricantes de módems en la carrera tecnológica

La perduración de las empresas fabricantes de módems para los operadores depende de las permanentes innovaciones: fibra óptica de 10 gigabits, internet inalámbrico de última generación, asistentes de voz... Deben mantener el valor del producto mientras algunas características desaparecen (DVD, almacenamiento).
La revancha. Pocos meses después del lanzamiento al mercado del último módem Freebox, el pasado 18 de julio la compañía de telecomunicaciones SFR presentó su módem de última generación, equipado con las últimas tecnologías. Como fuimos informados el martes, decidió cobrar 5 euros al mes además de su suscripción. Para los operadores el módem sigue siendo un importante elemento y aquello que les permite diferenciarse entre ellos. Detrás de todas estas guerras de marketing, sin embargo, se desata una salvaje carrera entre los fabricantes. Según IHS Markit, existen unos treinta fabricantes de módems en el mundo, generalmente ocultos a la vista del público, los cuales comparten un mercado de 250 millones de módems por un valor de 12 mil millones de dólares. El segundo mercado, de iguales dimensiones, es el de los decodificadores de TV.


Dos fabricantes franceses entre los cinco primeros

Solo cinco compañías comparten dos tercios de las ventas. Aquí se incluyen dos compañías francesas: Technicolor, que encabezó las listas con una participación del mercado del 14% en el último trimestre de 2018, y Sagemcom, que ocupó el quinto lugar en la lista con el 9% de las ventas globales, lo cual no le debe de gustar mucho a la compañía estadounidense Arris, y especialmente a las compañías chinas Huawei y ZTE.

"Nuestra supervivencia en la carrera con los proveedores asiáticos depende de nuestra capacidad para integrar las últimas tecnologías y adaptarnos completamente a las necesidades personales", explicó uno de los representantes europeos. "Ofrecer productos estándar está fuera de discusión".

A los operadores europeos, a los franceses en particular, les encantan los módems personalizados. Technicolor y Sagemcom poseen un poco menos de un tercio del mercado europeo. El primero en Francia suministra equipos al operador Bouygues Telecom. El otro coopera con todos los operadores en la producción de los módems más modernos... La excepción entre los operadores es Free, el único prodigio que vigila celosamente el diseño y la fabricación de su propio módem Freebox.


Cada vez menos atractivos

Para los operadores y también para los fabricantes es esencial mantener el valor de su producto. Los módem de gama baja cuestan alrededor de treinta euros, en comparación con unos cien euros que hay que desembolsar para un módem de alta gama. El problema es que, año tras año, los módems son cada vez menos atractivos.

A medida que se desarrolla el uso, algunas de sus características se vuelven inutilizables. El reproductor de DVD ha desaparecido de los módem. El conector para el teléfono fijo es un fantasma del pasado que tiene muy poco interés. Los clientes ya no sueñan con discos duros integrados. “Para la mayoría de las personas, los servicios en la nube como Dropbox e iCloud son suficientes. Sin embargo, los usuarios profesionales recurren a soluciones de almacenamiento específicas que no son importantes para ofrecer a todo el mundo", explicó Mitja Golja, director técnico de Iskratel, el fabricante esloveno con una fuerte presencia en Europa del Este y proveedor de los operadores alternativos franceses.

Incluso los televisores pueden estar condenados a desaparecer. Los jóvenes miran los contenidos de vídeo en línea. Sin embargo, los hogares están cada vez más equipados con TV en línea que solo necesitan acceso a Internet. "4K ha brindado un nuevo impulso, pero en su mayor parte las tendencias apuntan hacia abajo", confirmó uno de los fabricantes.


Transmisión 10 G

Aquel que desee sobrevivir, debe ser innovador. El elemento clave es, sin duda, la conectividad. Los módems más potentes (de cable o de fibra óptica) son los más caros. Y la carrera de velocidad está en pleno apogeo. Este año Free ha sido el primero en Francia en introducir un módem con una velocidad de 10 Gb/s, diez veces la velocidad normal que ofrecen los competidores.

“Las tecnologías 10G permanecen en la periferia. Son tres veces más caras", pone las cosas en perspectiva Mitja Golja. “Nadie las necesita todavía. No se requieren para las descargas de video, incluso a 8K. De hecho, actualmente no sirven más que para las pruebas de velocidad... Pero con la realidad virtual, eso cambiará. Y tan pronto como los principales operadores chinos o estadounidenses envíen decenas de millones de módems 10G al mercado, los precios caerán. Solo tendremos una prima del 20 al 30%".


Presión sobre las ganancias

Además de la velocidad, hay muchos otros factores relacionados con la tecnología inalámbrica. ¿Cómo garantizar una red inalámbrica de calidad dentro de los hogares? Por ejemplo, la integración de los nuevos estándares proporcionados por SFR con su nuevo módem Box 8 podría ser de ayuda. Sin embargo, todavía requiere teléfonos inteligentes, tabletas y otras computadoras compatibles. Como resultado, la industria se ha vuelto en gran medida hacia los repetidores de señal inalámbricos como motores de crecimiento.

Por lo tanto los fabricantes necesitan las mejores tecnologías y las tecnologías más actualizadas para convencer a los operadores... y mantener sus ganancias. Sobre todo porque el precio de los componentes electrónicos, como los chips de memoria, ha aumentado constantemente en los últimos tiempos. Technicolor estima en su último informe anual que perdió 45 millones de euros en EBITDA solo en 2018, o 2 puntos de margen EBITDA. Otra razón para redoblar sus esfuerzos con el fin de volver a ascender en la escala de manera constante.